Las 10 Mejores Mascarillas Para Tu Piel

Las 10 Mejores Mascarillas Para Todo Tipo de Piel. La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y muchas veces el mas incomprendido. Puede que hayas probado muchas cremas y diferentes tratamientos para embellecerla y mantenerla joven, pero si quieres optar por soluciones más naturales y cuidados caseros, acá te mostramos las 10 mejores mascarillas para todo tipo de piel con efectividad asegurada. El enchastre dura solo un rato, el efecto mucho tiempo, animate y ten una vida bella!

Para Piel Seca:

La piel seca se caracteriza por ser muy fina y de poros muy pequeños. En invierno o clima seco tiende a escamarse, y usualmente luego del lavado se queda con una sensación de tirantez.

Mascarilla de aguacate: La típica mascara que usaban nuestras madres y abuelas (por algo será). Necesitas un aguacate, lo cortas a la mitad, extraes toda la pulpa y en un plato aplastas hasta que quede como un puré, luego le agregas unas goitas de aceite de oliva virgen, o extra virgen, mezclas bien y lo aplicas a tu cara y cuello. Dejás actuar unos 30 minutos y luego enjuagas con agua tibia. Verás el cambio en la textura de tu piel inmediatamente.


Mascarilla de Almendras: Necesitas 2 cucharadas de almendras pulverizadas, una yema de huevo, una cucharadita de miel de abeja y una cucharada de agua caliente. Pulveriza las almendras en una licuadora, luego mezclalas con la miel, la yema y el agua caliente hasta formar una pasta homogénea. Aplicá en tu rostro y cuello y dejá actuar por 30 minutos. Para enjuagar, humedecé tus manos y masajea tu cara mientras la exfolias, hacé esto hasta retirar toda la máscara.
Mascarilla de Durazno y yogur: Para preparar esta mascarilla, tenes que empezar por sacarle el hueso al durazno (o melocotón) y colocar en la batidora, añadis media taza de yogur natural, una cucharada de miel y una cuchara de aceite de oliva y dejas hasta que se forme una pasta espesa y homogénea. Cuando lo logres, aplicala por todo tu rostro y deja actuar por 20 minutos. Luego enjuaga suavemente usando agua tibia.

Para Piel Grasa:

Este tipo de piel se caracteriza por tener tendencia a los poros dilatados, puntos negros y acné. Luego del lavado puede seguir teniendo un aspecto brillante y tiene una zona T especialmente problemática.

Mascarilla de Avena: Usando el jugo de un limón, una clara de huevo y la suficiente cantidad de avena como para formar una pasta cremosa, te aplicas esta mascara en la cara, siempre exceptuando el área de los ojos y de los labios, durante 20 minutos. Enjuagas con abundante agua tibia y luego con abundante agua fría así ayudas a cerrar los poros.
Mascarilla de pepino y limón: Con medio pepino pelado, una clara de huevo, 1 cucharadita de limón y media manzana roja, haces esta mascara astringente. Debes licuar todos los ingredientes juntos y luego refrigerar por 10 minutos. Aplicas en la cara y cuello (previamente lavados) y dejas actuar por 20 minutos. Enjuagas con agua fría.

 


Mascarilla de leche y miel: Batís una clara de huevo y luego la mezclas con media cucharada de miel y una cucharada de leche en polvo. La esparcís por todo tu rostro y la dejas actuar por 20 minutos, pasado este tiempo la enjuagas con agua tibia y luego con agua fría para cerrar los poros.

Para Piel Mixta:

La piel mixta es la que es presenta una pequeña cantidad de puntos negros o espinillas solamente en la zona T, mientras el resto del rostro es seco.

Mascarilla de Miel y Naranja: Con una cuchara de miel y una cucharadita de jugo de naranja, haces esta fantástica y facilísima máscara que dejará tu rostro suave y limpio. Tienes que calentar la miel y mezclar con una cucharadita de jugo de naranja, puedes ponerle un poco más pero cuidando que no quede muy liquida ya que así será muy difícil de aplicar. Aplicas en todo el rostro y dejas actuar 20 minutos, luego enjuagas con agua tibia.

Mascarilla de Yogur y miel: Para esta mascarilla relajante y refrescante necesitas una cucharadita de yogur entero natural y el jugo de ¼ de un naranja. Revolvés todo esto y con tus dedos vas aplicando en todo tu rostro suavemente, dejas actuar 5 minutos y luego enjuagas con agua fría. Si crees que tienes una piel muy sensible u opaca esta mascara es ideal ya que revitaliza el rostro por completo.

Mascarilla exfoliante de banana y aguacate: Para esta mascarilla necesitas media banana (plátano) madura, medio aguacate (palta), dos cucharadas de yogur natural entero y una cucharadita de aceite de oliva virgen. Haz un puré con todos estos ingredientes usando una licuadora y aplicá en tu rostro recién lavado. Deja actuar 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia y seca suavemente.


Mascarilla de rosas: Puede sonar difícil o caro, pero no lo es. Solo necesitas dos cucharadas de agua de rosas, que podes conseguir en cualquier perfumería o centro de belleza natural, seis pétalos de rosa para ayudar a fijar la máscara, una cucharada grande de yogur natural y entero (es importante la grasa que posee) y por último una cucharada grande de miel de abeja, para hacerla menos espesa la puedes calentar. Remojas y triturar los pétalos en un poco de agua y luego agregas el resto de los ingredientes. La aplicas en todo tu rostro, dejas actuar por 20 minutos y luego enjuagas con agua fría. Veras la diferencia al instante.Recuerda siempre respetar tu tipo de piel y acuérdate de tus aliados, el agua, la buena alimentación, suficiente cantidad de sueño y mejores mascarillas para todo tipo de piel. Y recuerda siempre contar con un limpiador facial diario, un exfoliante que usaras según la necesidad, un astringente (preferentemente sin alcohol), un humectante que vaya acorde a tu tipo de piel, una mascarilla semanal, o según creas que necesites y un desmaquillante suave. Si sigues estos consejos, no hay dudas de que tendrás una piel suave y hermosa siempre.

Categorías: Belleza

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *