¿Qué Es la Autoestima?

La autoestima va fielmente arraigada a la dignidad. Saber cómo mantener una buena autoestima se resume en reconocernos como personas dignas, valiosas e irremplazables. Lo sé, seguro pensarás que es muy fácil decirlo, pero no hacerlo.

Para entender realmente cómo afecta el autoestima en el día a día, debemos entender de qué se trata.

¿Qué es la autoestima?

Si lo buscas en el diccionario, seguro te dirá algo como “La autoestima es el concepto o apreciación que tienes de ti mismo”.

Efectivamente, no me opondré a este concepto, pero, qué tal suena de esta manera: La autoestima, es la manera en que tú te quieres. Puede ser poco o mucho, pero al final, siempre sabrás que en ti, hay alguien que vale algo.

Lo difícil, y es por eso que muchos se preguntan cómo mantener una buena autoestima, es darse a uno mismo, un buen valor, un inalcanzable precio.

Verás, cuando nos damos a la tarea de reconocer que somos dignas, la mayor parte del trabajo estará hecha.

Te lo explico: La dignidad es la esencia del ser humano que le permite tener un valor y ser persona. Ante todo, es la única cualidad que nunca se pierde por completo pues, incluso cuando sientas que no vales nada, sigues teniendo dignidad, porque eso es lo que a ti te hace ser persona.

Pero, ¿Cómo Mantener Una Buena Autoestima?

Todo esto tiene que ver con llevar un tipo de vida óptimo. Los antiguos japoneses crían en el mito de las 3 montañas, el cual consistía en escalar, durante tu vida, 3 enormes montañas, la de tu cuerpo, la de tu mente y la de tu alma. Hacerlo, supondría hacer de tu vida algo sumamente digno de merecer.

Cuando empezamos a enfocarnos a llevar una vida donde nos enfoquemos en mejorar o escalar estas 3 montañas, comenzaremos a escalarlas con pico en mano hasta llegar a la cima, y sabes ¿por qué esto te dará buena autoestima? Porque estarás amándote.

Porque hace falta quererse mucho para entender que tu cuerpo es un templo valioso y que tus ideas son el motor que le da luz a tan maravillosa vida bella para que tu alma luego tenga un valor aún más grande.

No tener una autoestima alta es el resultado de no quererse a uno mismo.

Cuando aprendas que solo lo que pienses de ti importa.

Cuando día a día te levantes con el único objetivo de superarte a ti mismo porque sientes que ya eres la mejor versión de ti.

Cuando no aceptas que nadie juegue con tu tiempo.

Cuando entiendes que un insulto no te hará tener menos dignidad.

Cuando asimilas el rechazo con valentía.

Cuando no te da miedo verte al espejo y no te da pena sentirte orgulloso de ti mismo.

Cuando eso suceda, sabrás que tienes el autoestima justo donde debe estar.

Categorías: Bienestar

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *