Control De Hipertensión

La forma de controlar la hipertensión es tan “simple” que no requiere de medicación si es descubierta a tiempo. Simplemente con cambiar algunos hábitos se podrá gozar de una buena salud y una mejor vida. Son tres los pilares básicos que pueden controlar la hipertensión: alimentación sana, ejercicio físico, y llevando una vida bella más tranquila.

A continuación describiremos detalladamente cada uno de estos consejos muy útiles para controlar la hipertensión.

Alimentación Sana

Las investigaciones sobre hipertensión arterial han demostrado que comer sano puede reducir el riesgo de desarrollar presión alta, así como bajar la presión elevada.

Cuando hablamos de alimentación sana para controlar la hipertensión nos basamos en los siguientes principios:

– Bajar el consumo de azúcar.

– Comer más frutas y vegetales.

– Consumir más fibras.

– Consumir más legumbres, cereales, nueces y semillas.

– Consumir menos grasas saturadas (animales) y grasas totales.

– Consumir productos lácteos descremados.

– Limitar el consumo de alcohol a 2 vasos por día si usted es hombre y a uno por día si es mujer.

– Reducir la cantidad de sal en la dieta a 1 cucharada de té por día o menos.

– Demos saber que la salsa de soja contiene una alta concentración de sodio, por tanto su consumo debe ser igual o más controlado que la propia sal.

– Reemplazar la carne roja por la de aves y pescados.

– Evitar el consumo de productos enlatados y/o conservados, ya que son muy elevados en sodio.

– Evitar el consumo de sopas y cubos en sobres, así como comida procesada de cocción rápida, ya que en su mayoría contienen una cantidad muy elevada de sodio.

– Evitar el consumo de café, o bien, optar por café descafeinado.

– Controlar el consumo de alimentos envasados, ya que pueden tener un alto contenido de sodio como parte de los conservantes.

– Evitar el consumo de comida rápida o fast-food, ya que suelen ser elaborados con una alta cantidad de sodio.

– Al comer en restaurantes, es importante informar que padecemos de hipertensión y sugerir que el plato nos lo preparen utilizando con moderación la sal y/o condimentos que puedan contener sodio.

– Debemos tomar el hábito de leer las etiquetas de los productos, ya que siempre traen la información de cuanto sodio contienen y cuales conservantes utilizan.

– Existe una serie de vegetales y condimentos que han probado ser beneficiosos para la presión alta: apio, ajo, cebolla, tomate, brócoli, zanahoria, azafrán, orégano, pimienta negra, hinojo, albahaca y estragón.

Realizar una Actividad Física o Rutina de Ejercicios

Al momento de empezar a buscar diferentes formas de controlar la hipertensión, iniciar una buena rutina de ejercicios es una excelente idea. Si se tiene un peso adecuado es importante mantenerlo, pero si tiene sobrepeso o es obeso es fundamental bajarlo.

Las investigaciones científicas indican que el ejercicio aeróbico ofrece excelentes beneficios para quienes quieren controlar la hipertensión.

Algunas buenas alternativas son:

Caminar

– Pasear en bicicleta

– Pedalear en una bicicleta fija

– Nadar

– Trotar y correr, si el médico lo recomienda.

Tan solo 30 minutos por día varios días a la semana son suficientes para observar buenos resultados.

Llevar una Vida Más Tranquila, Controlando las Emociones y el Estrés

Las investigaciones indican que buenas técnicas de relajación y una rutina de meditación pueden ser muy beneficiosas cuando se quiere controlar la hipertensión. Es más, estos estudios indican que en casos altamente exitosos de manejo de estrés, algunos pacientes han podido reducir la medicación que tomaban para controlar la hipertensión. Solo 15 o 20 minutos al día de práctica de estas técnicas pueden ser suficientes para reducir la dependencia a algunos medicamentos. La meditación, la respiración profunda y la oración pueden ser buenas alternativas a tener en cuenta.

Manteniendo en condiciones estos tres pilares, el objetivo de controlar la hipertensión resulta sumamente factible.

Pero debemos tener muy en cuenta que una enfermedad presente, debe ser siempre monitoreada por el médico tratante.

Como prevenir la hipertensión
Prevenir la hipertensión es un proceso fundamental y muy importante, ya que es una enfermedad muy peligrosa y silenciosa, por lo que su prevención debe ser responsabilidad de cada persona y de esa manera evitar complicaciones que puedan deteriora la salud y hasta llevar a la muerte.

Evitar la hipertensión arterial es uno de los mayores problemas de la sociedad actual, esto es debido al ritmo de vida tan acelerado, la multiplicidad de obligaciones (que producen situaciones de estrés inevitables), la mala alimentación y el sedentarismo que la mayoría de las personas han adoptado como parte natural de su vida.

Se considera generalmente como hipertensión arterial, cuando la máxima es mayor de 15 y la mínima es mayor de 9.

Para evitar o correr riesgos innecesarios, es importante que todas las personas mayores o en riesgo de sufrir hipertensión arterial, se realicen una medición dos o tres veces al año.

Un dato muy importante a tener en cuenta, es que estadísticamente, los hombres son más propensos a sufrir de pretensión arterial, y es más común en las personas mayores que en los jóvenes.

También se encuentran más predispuestas aquellas personas con antecedentes familiares.

La hipertensión puede traer consecuencias muy importantes para la salud, como la arteriosclerosis. La tensión arterial alta produce un endurecimiento de las arterias, lo que ocasiona problemas circulatorios que suelen dañar órganos importantes.

Otras consecuencias de una hipertensión no controlada son:

Enfermedades del corazón
Infartos cerebrales
Daños oculares
Aneurismas
Angina de pecho
Daños en los pulmones y riñones


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *