Vivir Sin Miedo

Probablemente una de las emociones humanas más común en todos los tiempos es el Miedo, e irónicamente,  una de las preguntas más repetitivas que nos hacemos es, cómo vivir sin miedos.

 ¿Qué es el miedo?

Existe seis emociones primarias: alegría, tristeza, sorpresa, asco, ira y miedo.

Sentir miedo trae consecuencias sobre el organismo, ya que es una emoción que nos hace sentir mal, y a su vez es también una emoción pasiva, porque cuando sentimos miedo, nos hace sentir indefensos, haciendo que nos cohibamos. Pero ¿Por qué sucede esto?

Para responder a esto, tendremos que definir al miedo como un reflejo propio del organismo ante el peligro.

El miedo, hace que nos cohibamos pues es un modo de defensa ante dicho peligro. Cohibirnos, nos permite evitar eventualmente dicha amenaza y alejarnos de ella de algún modo.

Por ejemplo: Cuando nos toca exponer en un salón de clases, podemos sentir miedo escénico, el cual nos hará cohibirnos de hablar frente a todo el público, pero ¿Por qué, si se supone que todos nuestros compañeros del salón no suponen una amenaza?

Efectivamente, no lo suponen, pero sentimos como amenaza la posibilidad de equivocarnos frente a ellos y, eventualmente, ser juzgados. Por esto y miles de razones más, nos preguntamos, cómo vivir sin miedo, cómo tener una vida bella, pues, vivir sin ello supondría superar todos estos obstáculos mentales que nos limitan a realizar alguna tarea o tomar ciertos riesgos.

Todo bien hasta ahí, pero la verdad es que vivir sin miedo, no es tan lindo como parece. Para explicarlo mejor, debemos decirte por qué sufrimos de miedo.

¿Por qué tenemos miedo?

 Sí viviríamos sin miedo, viviríamos de manera tan temeraria que pondríamos en riesgo nuestra vida.

El miedo es fundamental en nuestras vidas. Esta emoción, es la que le dice a nuestro cuerpo que estamos frente a una posible amenaza, e, indiferentemente si es real o no, lo necesitamos para reconocerlo.

Si viviésemos sin miedo, no reconoceríamos ninguno de estos peligros. Esto desde un punto de vista científico.

Pero, la pregunta no es cómo vivir sin miedos, la pregunta es cómo superar los que suponen un problema para nuestra calidad de vida.

Existen miedos que se vuelven parte de nuestro día a día, como el miedo a estar solos. Este es un miedo el cual debemos aprender a aceptar como irracional.

Aceptando miedos irracionales para superarlos.

La aceptación de miedos irracionales, se basa en la capacidad de aceptar que algunos temores no tienen base suficiente para existir en nuestra consciencia.

Para poder superarlos, te daremos algunos tips:

  1. Reconoce el problema: Lo primero es reconocer si aquello que causa el problema de verdad representa un peligro. En el ejemplo anterior (Estar solos) tenemos que aceptar que nuestro temor no representa ningún peligro.

Estar solo no es malo, y de hecho puede ser bueno para reencontrarnos con nosotros mismos.

Del mismo modo, sucede con todos estos miedos que, en su mayoría, surgen en nuestra mente.

  1. Enfrentar el problema: Una cosa es reconocer el problema y otra es enfrentarlo. Enfrentar el problema se basa en tomar estos temores y convertirlos en absurdos.

Convertir en un miedo como algo absurdo es ridiculizarlo, darnos cuenta de que es tonto y que por el simple hecho de que no nos puede hacer daño ya no debemos temer.

  1. Aceptar los miedos reales: Finalmente, no hay mejor forma de superar miedos irracionales que aceptando los racionales.

Cuando reconocemos que hay cosas en la vida a las que sí hay que tenerles miedo pues, de este modo nos mantenemos a salvo y lejos de ellas, empezamos a reconocer que todos nuestros miedos irracionales no tienen un soporte o una razón suficiente para seguir subsistiendo en nuestra consciencia.

Categorías: Curiosidades

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *