Bajar de Peso Despues de Tener un Hijo

Después del parto, es normal que la desesperación por bajar de peso se haga presente. Pero siempre debemos consultar con el médico antes de sometértenos a una dieta. Recomendamos ponerse en las manos de un medico y/o nutricionista para que controle adecuadamente la dieta.

Recordemos que no sólo se debe tener en cuenta el peso, sino también el índice de masa corporal, porcentaje de grasa en el cuerpo, así como la presión arterial y un examen sanguíneo para verificar los niveles de azúcar, colesterol y triglicéridos. Estos datos ayudarán al especialista a formular una dieta adecuada a las necesidades y tener una vida bella.

Muy importante: Si se está amamantando debemos saber que no se debe bajar de peso después del parto bruscamente, pues esto podría afectar la producción de leche.

Si por el momento no queremos acudir con un experto en nutrición, dejamos algunos tips para tenerlos muy en cuenta.

Consejos Para Bajar de Peso Después del Parto

1. Todo es cuestión de porciones. Por ejemplo a la hora de la comida tratemos de disminuir la ración de pasta, arroz o frijoles a ½ taza y seleccionar sólo uno de los anteriores, evitando comer ½ taza de cada uno en una comida.

2. Evitar desayunos pesados. Podemos por ejemplo desayunar una fruta y una taza de cereal con leche descremada (de preferencia cereal integral) o con yogurt descremado.

3. Asegurémonos de comer una sopa de verduras e incluir una ensalada o guarnición de verduras en la comida.

4. Como colaciones podemos comer barritas de cereal (pero no de las que tienen relleno y leer que sean 0% grasas trans), yogurt descremado o una fruta.

5. Moderar el consumo de papa, mandioca o yuca, remolacha, y preferir la zanahoria cruda.

6. Para la cena reducir las porciones y si no nos has llenado, incluyamos una ensalada de verduras.

7. Si tenemos mucha hambre entre comidas, podemos comer gelatina dietética y pepinos (todo lo que queramos de ambos).

8. Tratar de ingerir 3 litros de líquido (esto incluye el café o té, agua, sopa y gelatina).

9. Evitemos los alimentos enlatados y los embutidos (limitarnos a jamón magro) y prefiramos los quesos frescos y descremados.

Debemos acompañar todas estas recomendaciones con actividad física diaria, ya sea caminatas o una rutina en un gimnasio. Y si decidimos realizar una rutina en un gimnasio, de igual modo debemos incorporar ejercicios aeróbicos como caminatas rápidas, bicicleta estática, escaladora, spinning, etc.

Recordemos que se ha subido de peso en 9 meses, así que no es conveniente intentar bajar todo en dos semanas. Es importante bajar de peso y normalizarlo, pero hay que darse el tiempo y visualizarse, y empezar a disfrutar comiendo mejor.

Categorías: Belleza

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *